21 ene. 2015

HE VISTO PASAR EL TIEMPO...


...ACODADO EN MI VENTANA.
Contemplo pasar el tiempo 
acodado en mi ventana,
veo pasar yo los días,
las noches densas y largas 
las nubes blancas del cielo
y las aves en bandadas.
Veo marchar las estrellas
y, como nace el alba,
veo pasear al sol 
en sus horas dilatadas, 
siempre camina él solo,
siempre lo hace con calma.

Contemplo pasar el tiempo 
acodado en mi ventana.

Contemplo la luz del sol
y el albor tibio del alba,
contemplo los arreboles 
del ocaso tras las montañas
en esas tardes de otoño
tan melancólicas y tan claras
y noto sobre mi rostro
la brisa que trae la calma,
y trae con ella aromas 
de las rosas y del alma 
y la frescura envuelta 
entre sus etéreas alas.

Contemplo la oscuridad 
de las noches cuando pasan,
de esas noches eternas
de esas noches tan largas, 
contemplo yo las estrellas,
y a la picarona luna 
que todo sabe y lo calla, 
contemplo yo, yo contemplo 
desde el ocaso hasta el alba,
y del alba al ocaso,
veo como el tiempo pasa.

Contemplo yo, 
a la caprichosa bruma 
que juega con las montañas 
y escucho al viento del Norte 
cuando la barre con saña.

Contemplo pasar el tiempo 
acodado en mi ventana.

En un viejo limonero 
que hay pegado a la tapia 
he visto yo dos jilgueros 
contemple como se amaban, 
como tejieron su nido, 
como a su prole cebaban, 
como los enseñaron a volar 
y los vi, los vi yo 
que ya volaban
cuando ellos se alejaban.

He visto pasar la vida 
acodado en mi ventana.

1 comentario:

Eva Margarita Escobar Sierra dijo...

Hola mi admirado poeta:

Me gusta mucho este poema. Tiene un encanto mágico que me envuelve y hace que mi imaginación vuele.

No puede firmar como anónima.

Tu amiga Eva