30 jul. 2010

NOSTALGIAS

EL AMOR AUSENTE
(Nostalgia de Navidad)

Deja que el océano
sature el lejano horizonte con sus olas.
Que tus pensamientos
adormezcan entre las amapolas.
Que sobre el lecho frío
del amor ausente,
viajen tus recuerdos ligeros,
cual alegre y sutiles fumarolas

Deja que pase el tiempo,
ese pasar del tiempo
que hace más sufrible
el duro abatimiento.
Opón a tu doliente sufrimiento
las gratas y añoradas remembranzas.

Destierra de tu corazón y de tu mente,
los duros y tristes desalientos.

Que tus ojos no viertan
más lágrimas de añoranza.
Que tu corazón no sienta,
ni sufra por vanas esperanzas.
Que siempre está contigo,
y donde quieras que tú estés
vela por ti, y te acompaña.
Y si en ese momento, eres feliz;
ella es feliz, ella descansa.

La llevas pegada a ti
dentro del pensamiento,
y en tu pecho sufriente
muy dentro de tu alma.

En tu corazón has levantado
un ara que adornas,
con el amor que brota
de tu doliente alma.

Con cada amanecer nace en ti
una nueva esperanza.
Ilusión, que con el pasar del tiempo
se torna en desespero,
luego el caminar del reloj,
todo lo llena la nostalgia.
Nostalgia; esa inseparable amiga,
que junto a ti, en las noches
y los días, siempre cabalga.
Es imposible poder seguir viviendo,
cuando a uno le han extirpado el alma.
Y qué difícil es pretender reír,
cuando el dolor a gritos
la pena de tu alma te reclama.

No hay comentarios: