24 may. 2010

NUESTRA VIDA NO SON RIOS NI OLAS DE NINGÚN MAR...

SE EQUIVOCO EL POETA


Nuestras vidas son las olas
que se vienen a estrellar,
en el malecón del puerto
que no las deja pasar.

¿De dónde vienes tú olas?
¿Dónde nacisteis? ¿En qué mar?
¿Cómo llegaste aquí?
¿Por qué vienes tu espuma,
en este muro a estrellar?
¿Es que no tienes más playas?
¿No tiene acantilados tu mar?

Sabemos dónde nacemos,
pero lo que nunca sabes
es dónde vas acabar.
Por esto nunca seremos
los ríos que van al mar.

Se equivocó el poeta,
cuando dijo en su cantar.
“Nuestras vidas son los ríos
que van a dar en la mar,...


Nuestra vida no son ríos,
ni olas de cualquier mar.

De los ríos bien sabemos
donde nacen y cuál va ser su final.
De las olas no sabemos dónde nacen,
y sí sabemos, en que playas morirán.

Nuestro vivir es el cuento,
que no se ha escrito el final.
Comienza con “Erase una vez...”
y vivimos esperando, el desenlace final.

Se equivocó el poeta
cuando se puso a cantar.
“Nuestras vidas son los ríos
que van a dar en la mar,...



No hay comentarios: